Archivos Mensuales: febrero 2017

Sano por el cielo.

“Lluvias en agosto, azafrán, miel y mosto”, así dice la sabiduría popular, pues a finales del mes de agosto el bulbo de azafrán despierta de su letargo y agradece enormemente las precipitaciones.

 A pesar de la belleza y la fragilidad de su flor, es una planta que puede adaptarse perfectamente a suelos calizos y arcillosos al igual que a climas secos, pudiendo sobrevivir, prácticamente sin riego y dependiendo casi exclusivamente del agua de lluvia. Pero no es hasta finales de octubre, principios del mes de noviembre, cuando los campos se tiñen de color violeta.
FotoFloresmarchitas.jpg
Anuncios

LA ESENCIA EFÍMERA DEL AMOR

En la mitología Griega, un mortal llamado Krokos se enamoró de la ninfa Smilax; para agradar a ésta, se pintaba y perfumaba con azafrán. Sin importar la razón, enojado, el Dios Hermes les castigó convirtiendo a ella en un árbol tejo y a él en una flor púrpura: la flor del Azafrán.

“Flor arrogante, que brota al salir el sol y muere al caer la tarde”.

cultivo-azafran-fresco