LA ESENCIA EFÍMERA DEL AMOR

En la mitología Griega, un mortal llamado Krokos se enamoró de la ninfa Smilax; para agradar a ésta, se pintaba y perfumaba con azafrán. Sin importar la razón, enojado, el Dios Hermes les castigó convirtiendo a ella en un árbol tejo y a él en una flor púrpura: la flor del Azafrán.

“Flor arrogante, que brota al salir el sol y muere al caer la tarde”.

cultivo-azafran-fresco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s